¿Quién cobra la pensión?

Hay diferentes maneras de cobrar una pensión de acuerdo a la relación que se tenía con un deudo.

En el caso del IMSS, un hombre o una mujer que pueda demostrar que estaba casado(a) con el fallecido(a) tiene derecho a una pensión hasta que no contraiga nuevas nupcias o viva en concubinato. Los hijos tienen derecho a una pensión por orfandad si son menores de 16 años o hasta los 25 años si demuestran que siguen estudiando. En el caso de los concubinos, solo pueden recibir una pensión cuando el hombre(mujer) era soltero(a), viudo(a) o divorciado(a), pero también expira con nuevas nupcias o al vivir en otro concubinato.

Los viudos(as) recibirán el 90% de la pensión que le hubiera correspondido al deudo, mientras que cada uno de los hijos recibirá el 20%. Si la orfandad es por ambos padres, recibirán una pensión igual al 30% de la misma base. Con la última mensualidad también se recibe un pago que equivale a tres mensualidades de la pensión.

En caso de que el deudo no tuviera descendencia ni pareja, los padres pueden solicitar una pensión por ascendencia si dependían económicamente o vivían con el fallecido. Esta pensión es del 20% de la pensión del fallecido.

La pensión de los beneficiarios del trabajador del IMSS dependen también de la estabilidad en la cotización. Por ley hay un mínimo de 500 semanas para quienes comenzaron a cotizar antes de 1997 y de 1250 semanas para quienes empezaron a cotizar a partir de 1997 o después.

Debido a la variedad de posibilidades y casos, los datos que aquí te presentamos te servirán como una guía. Es por ello que es importante que te acerques con las autoridades encargadas para que sepas bien de qué derechos gozas. Asimismo es importante que instruyas a tu familia en el tema.